1/06/2011 Los Tiro Moranchel tienen acceso a Facebook por los privilegios que les dan en el penal

FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA

Hace un par de días recibí por la red social de Facebook la invitación para sumar como “amigo” a Edmundo Tiro Moranchel, el dueño de Invergroup y quien se encuentra en la prisión de San Miguel acusado de defraudar a docenas de clientes. Para mi sorpresa, el reo tenía hasta ayer 547 “amigos”, y eso me generó una pregunta básica:

¿Cómo un interno del principal penal del estado puede tener acceso a una computadora y al servicio de internet?

La primera respuesta que imaginé es que no necesariamente tiene que ser el propio Edmundo Tiro Moranchel el que esté al tanto de ese sitio de red social; sin embargo, testigos que han entrado al penal aseguran que el acceso a internet de parte de Tiro Moranchel es apenas la punta del iceberg de la serie de privilegios que tiene el empresario.

Se dice que los hermanos Leonardo y Edmundo Tiro Moranchel, dueños de Sitma e Invergroup, respectivamente, en el penal de San Miguel no solamente tienen acceso a internet, sino también a teléfonos celulares e incluso uno de ellos, sin ningún pudor, porta un reloj de lujo de la marca Rolex, la misma que siempre ha sido signo de poder económico.

Dicha situación es posible porque los empresarios, que son acusados de haber timado a miles de pequeños ahorradores, muchos de ellos trabajadores jubilados, amas de casa o labriegos, se encuentran en un área no peligrosa de la prisión.

Y por si fuera poco, en ocasiones llegan al extremo de que desayunan o comen en la misma mesa de un alto funcionario del Centro de Readaptación Social de Puebla (Cereso).

En torno a los hermanos Tiro Moranchel se especula que el trato privilegiado que supuestamente reciben de las autoridades del Cereso no solamente les sirve para tener una estancia tranquila y cómoda, además de poder atender sus asuntos relacionados con los negocios que les llevaron a la cárcel, sino que también podrían estar haciendo negocios dentro de la prisión.

Pues se dice que curiosamente a los pocos días de que llegaron los hermanos Tiro Moranchel aparecieron seis máquinas de juegos de video, junto con un nuevo negocio de renta de electrodomésticos como refrigeradores, batidoras, estufas y lavadoras para los internos que puedan pagar esos pequeños “lujos”.

Lo interesante de esto que estoy narrando es que cuando el director del penal de San Miguel era Heriberto Galindo Martínez, un funcionario marinista, ya eran un secreto a voces los privilegios que tenían los hermanos Tiro Moranchel, junto con el empresario Jorge Canan, cuya esposa siempre que lo visita entra por un acceso especial, portando teléfonos celulares, bolsas de diseñador, gafas y ropa obscura, que se supone están prohibidas.

Ahora que el nuevo director es Juan Roberto Montes Romero, quien ya estuvo al frente de un centro de reclusión en el conflictivo estado de Tamaulipas, las cosas siguen iguales que como estaban en la época de Heriberto Galindo.

Entonces surge la pregunta: ¿qué pasó con el combate a la corrupción y los abusos en los penales que ofreció el secretario de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado?

Tal parece que no se ha hecho nada, o a alguien no le conviene que se haga algo contra los abusos y la corrupción.

Se dice que al revés, acorde “al crecimiento de la carestía”, ha aumentado a 4 mil pesos la cuota para que un interno no sea recluido en una celda de la zona en donde están los presos que son adictos, violentos o que están contagiados con VIH.

Que las visitas conyugales subieron de 350 a 400 pesos.

Y las “visitas conyugales especiales” subieron de mil 500 a mil 800 pesos.

Dicho de otra manera, en el Cereso de San Miguel cambiaron a los directivos para que todo siga igual.

Nota leida en:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/06/01/puebla/cuitlatlan.php
000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.