31/10/2011 Padecen persecución quienes disienten con la administración estatal

Alejandro Mondragón, Columna Al Portador, Status

Disentir es un verbo que perdió ya conjugación en la Puebla morenovallista.

"No ajustarse al sentir o parecer del gobierno, estar en desacuerdo u opinar de modo distinto" equivale a vivir en el error.

Académicas, historiadores y antropólogos de la Universidad Autónoma de Puebla que se han mostrado inconformes por la construcción del viaducto Zaragoza son víctimas del disenso.

La solución para que dejen de "molestar" es pedir a las autoridades universitarias que "los corran" sin importar esquemas como la basificación o antigüedad laborales.

El asunto, que por supuesto no será fácil, pues la comunidad universitaria gira al margen de la órbita de la sumisión; denota que en Puebla lo único que no tiene cabida es disentir.

Al rector de la Universidad Iberoamericana, David Fernández Dávalos, lo marginaron de cualquier actividad oficial, debido a que osó prestar las instalaciones de la institución para los foros académicos sobre el viaducto Zaragoza, donde predominaron las críticas hacia el autoritarismo del gobernador.

Alfredo Miranda López, rector de la Upaep, calificó de excesivo el número de participantes en el Consejo Estatal de Educación, lo que valió para que el mandatario se ausentara del informe de labores, pese a que la noche anterior acudió al que presentó Enrique Agüera en el Complejo Cultural Universitario, donde el centro de la exposición fue el respaldo total de la gestión de Moreno Valle en la BUAP.

Ahora el ala dura en el gobierno censura que el ex gobernador Manuel Bartlett acuda a foros de discusión en la máxima casa de estudios y exigen al rector que ponga ya un alto, pues sirven para enjuiciar al grupo en el poder.

El presidente de la Canacintra, Luis Espinosa Rueda, advirtió las carencias industriales de Puebla para albergar una nueva planta como Audi. De marinista no lo bajan y ya disponen de un grueso expediente de favores que recibió el organismo el pasado sexenio.

El periodista Rodolfo Ruiz ha denunciado una insistente embestida desde el poder contra el portal E-Consulta. Le han desempolvado, además del proceso contra su esposa, una demanda penal en Tlaxcala, debido a que en Puebla la nueva Ley de Medios no prevé la cárcel, sino por mucho una sanción económica.

En estos días, se aplicará ya la primera demanda por difamación contra un medio impreso poblano: Puebla sin Fronteras.

La disidencia de Ana Teresa Aranda ha llevado a que personajes cercanos a ella padezcan la acción judicial: Pedro Barojas, ex alcalde de Palmar de Bravo, fue aprehendido en las puertas de un hotel donde sesionaba la nomenclatura panista. A Carlos Cobos lo cesaron de la delegación de Capufe, en medio de señalamientos de corrupción.

Líderes de grupos sociales, como la UNTA, defraudados de Sitma, comerciantes de San Martín Texmelucan y Colegio de Bachilleres enfrentan demandas penales en el mejor de los casos. En el peor: pisan la cárcel.

Al propio diputado local de Movimiento Ciudadano, José Juan Espinosa, le echaron el aparato legal y mediático.

Sin duda, casos palpables de intolerancia por disentir, aunque existen otros más que reciben amagos velados o padecen de acciones orquestadas para asfixiarlos hasta morir.

Incluso, las peticiones de despedir a personajes incómodos de instituciones o medios de comunicación se han incrementado notablemente.

¿Cuántos han resentido en su salud por disentir?

¿Cuántos han aceptado la sumisión?

Varios priistas y medios.

Ojo, disentir, no es sinónimo de transar. Algunos pagan por abusar, no por pensar diferente.

Y lo mejor está por venir.

Nota leida en:http://e-consulta.com/portal/index.php?option=com_k2&view=item&id=20403:padecen-persecuci%C3%B3n-quienes-disienten-con-la-administraci%C3%B3n-estatal&Itemid=332
00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.