23/07/2010 Diputados esperan crear fondo para indemnizar a defraudados

En el marco de una protesta que realizaron ayer unos 200 agraviados frente a la sede del recinto legislativo para exigir alguna solución a su demanda.

TANIA DAMIÁN JIMÉNEZ

Diputados de la Comisión de Hacienda Pública y Patrimonio Estatal del Congreso local y defraudados de empresas financieras acordaron iniciar mesas de trabajo a partir de este martes con el fin de buscar la creación de un fondo emergente de restitución de ahorros, el cual propondrán sea complementado con recursos federales.

En el marco de una protesta que realizaron ayer unos 200 agraviados frente a la sede del recinto legislativo para exigir alguna solución a su demanda, uno de sus voceros, Alejandro Tapia Cortés, indicó que el anterior pacto lo lograron por la presión social que ejercieron y el mismo significa “una luz de esperanza” para la obtención de las indemnizaciones.

Señaló que se acordó que en las mesas de trabajo se analizarán temas como el presupuesto requerido para dicho fondo y la mecánica que se seguirá para que sea aprobado. Indicó que el trato con los legisladores también incluye una visita al Congreso de la Unión para solicitar una partida que complemente al fondo estatal.

Por su parte, el apoderado legal de Sitma e Invergroup, Moisés Méndez López, negó que los empresarios Leonardo y Edmundo Tiro Moranchel, quienes están presos en el penal de San Miguel como presuntos responsables de defraudar a sus clientes, gocen de privilegios durante su reclusión, como se acusó el pasado miércoles. El representante de la compañía inmobiliaria fue entrevistado en Casa Aguayo cuando iba a buscar a funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Afirmó que los hermanos Leonardo y Edmundo “no tienen dinero ni para un café”, y agregó que las declaraciones sobre los supuestos privilegios sólo son calumnias de algunos líderes de los clientes.

Agregó que la compañía Sitma no puede iniciar las indemnizaciones para los clientes que ya aceptaron el pago en especie con los predios de San Andrés Calpan, porque la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no acepta liberar dichos bienes si no hay un acuerdo con la totalidad de los agraviados.

Un grupo de defraudados acudió el pasado miércoles al penal de San Miguel para denunciar que Leonardo y Edmundo Tiro Moranchel estaban aislados de la mayoría de presos, contaban con microondas, baño personal, agua caliente y celular, así como que controlaban el negocio de la madera en el lugar.

Nota leida en:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2010/07/23/puebla/eco408.php
00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.