14/04/2011 MUCHOS MESES SIN JUSTICIA

A un año y 10 meses de la quiebra del Grupo Sitma, este jueves centenas de defraudados por la empresa marcharon por las principales calles del Centro Histórico de Puebla exigiendo por enésima ocasión que el gobierno del estado intervenga para recuperar el dinero que esa empresa les hurtó.

La existencia de compañías fraudulentas como Sitma sólo puede explicarse con el imperio de un sistema que permite la creación de grupos con supuesta solvencia financiera, que se hace de la vista gorda cuando ofrecen sus servicios, a pesar de las dudas que genera, y que cuando son descubiertas en el timo a los ciudadanos que en ella confiaron no hace sino garantizar impunidad.

Los diferentes niveles de gobierno se deslindan de responsabilidades en los quebrantos a millones de mexicanos y el peregrinar de las víctimas exhibe con crudeza la vulnerabilidad que la sociedad de a pie, la que vive al día, padece frente al sistema de complicidades que prodiga el capital amasado sin escrúpulos.

La salud, la paciencia y la tranquilidad son también pertenencias que los defraudados han ido perdiendo en esta lucha contra el absurdo, en el que se pueden pasar por alto fraudes millonarios de unos cuantos magnates –como sucedió en el caso de los beneficiarios del Fobaproa–, pero deja a la deriva y en el desamparo a miles de personas que perdieron cantidades que a esos poderosos y a los gobernantes pueden parecerles irrisorias, pero que son el fruto de años de trabajo y la esperanza de hacerse de un patrimonio al que tienen derecho.

No queda duda, pues que en este país la injusticia es el pan de cada día, aunque la clase dominante se empeñe en mentir al respecto.

Nota leida en:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/04/15/puebla/editorial
**********************************************************************************

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.