16/10/2009 SITMA construiría fraccionamientos; resultó financiera fantasma

SITMA construiría fraccionamientos; resultó financiera fantasma




Por Evaristo Gutiérrez Ramírez
viernes, 16 de octubre de 2009

Al llegar a Boca del Ríó y empezar la recepción de inversiones a través de socios, los ejecutivos del grupo inmobiliario SITMA, S.A. de C.V. dijeron que las partidas económicas sería utilizadas para la construcción de dos importantes fraccionamientos denominados Las Espigas y El Dorado.

Con este argumento iniciaron la captación de inversionistas e invitaban a que aportaran de diez mil pesos en adelante, pero a medida en que vieron la participación de las personas con fuertes inversiones, dejaron a un lado el principio de construir fraccionamientos y se dedicaron a captar fuertes cantidades de dinero.

Una ama de casa que durante casi quince años de trabajo logro ahorrar trescientos mil pesos, le pareció buena la oferta que ofrecían de darle más porcentaje que un banco, en el orden del 4.5 por ciento anual. Ella invirtió todos sus ahorros en SITMA cuyas oficinas fueron instaladas en Plaza Carreón, frente a Plaza Mocambo.

Emma Medina admitió que durante tres meses si le dieron dos mil cuatrocientos pesos mensuales, pero a partir del mes de septiembre del 2008, suspendieron el pago de los intereses bajo la promesa que pagarían en cuatro meses los intereses generados y el capital invertido.

Fue cuando ella acudió a las oficinas y se entrevistó con el licenciado Orlando del departamento jurídico y le dijo que se apresurará a presentar una demanda en contra de SITMA porque se había declarado en "banca rota".

SITMA ofreció una serie de convenios de pago en diferentes meses, a partir de Noviembre, tratando de justificar en las condiciones en que se encontraba la inmobiliaria, pero los convenios no se dieron.

Retornó la inversionista a las oficinas para volver a hablar con el licenciado Orlando y fue cuando le dijo que ya no había manera de poder cobrar el dinero que había invertido.

La señora Emma notó que en los últimos meses SITMA ya no decía que era un grupo inmobiliario, sino una financiera aún cuando no tenía autorización de Hacienda y Crédito Público.

Mientras buscaba el asesoramiento de un abogado pasaron dos meses y ahora que regreso a las oficinas de SITMA la encuentra cerrada y sin personal administrativo con un cartelón tirado en donde dan un número de celular, pero el cual, nadie contesta.

Ella logró saber que el dinero que daban las inversionistas estaba siendo ocupado por el grupo SITMA para pagar algunas deudas y tal vez en esto se les acabo el dinero sin poder reintegrarles a los inversionistas el pago principal que aportaron.

Nota leida en:

http://www.e-consulta.com/veracruz/index.php?option=com_content&task=view&id=3538&Itemid=28

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.